Psicólogos en prisión. Un enjambre de historias

Ser psicólogo de reclusos en el sistema penitenciario guatemalteco no es tarea sencilla.  Los privados de libertad, como requisito para su rehabilitación, deberían recibir atención psicológica constante. Sin embargo la carencia de personal y la creciente población de las cárceles lo impiden. Estas son las historias de un psicólogo que ocupó ese difícil puesto en varios penales de Guatemala.

Screen Shot 2019-03-24 at 12.23.27 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .